Sigo probando bizcochos del libro de ‘webos fritos’, que siempre salen geniales.

Este lo hice hace un tiempo pero estaba muy, muy bueno. Es de leche condensada, con pepitas de chocolate.

Sencillo, rápido, con cosas que siempre hay por casa y que apañan un desayuno o una merienda.

Bizcocho de leche condensada